domingo, 23 de diciembre de 2012

LA ESFERA ARMILAR

En la entrada anterior hemos visto que en el retrato del poeta Caselli aparece una esfera armilar como atributo del personaje retratado con el significado de conocimiento o sabiduría que es el valor que se le da a este instrumento a partir del renacimiento. 


No es de extrañar esa atribución pues pocos objetos encierran en sí tanta belleza, tanta armonía y tanto conocimiento como la esfera armilar. 

También conocida como astrolabio esférico, la esfera armilar, es un instrumento de observación que reproduce el modelo de la esfera celeste formada por una serie de círculos concéntricos (de donde viene su nombre, del latín "armilla", que significa anillo) que representan el Ecuador, la eclíptica, los meridianos y paralelos, dispuestos de tal manera que, una vez dirigida hacia una estrella, se podían leer sus coordenadas celestes sobre unas escalas graduadas.

La esfera representaba el universo conocido en la antigüedad, con las estrellas y constelaciones tal y como se creía que giraban alrededor de nuestro planeta que se situaba en su interior. Su mecanismo permitía estudiar el movimiento aparente de las estrellas alrededor de la Tierra. Se dice que fue inventada en Grecia en la época Helenística por el griego Eratóstenes alrededor del 255aC. De Grecia pasó a Persia, a los países Árabes y a Europa.

También se habla de un origen oriental, en China, los astrónomos Geng Shou-chang y Luo-xia Hong, en el 52 aC. construyeron otra Esfera Armilar a la que llamaron Esfera Celeste. Las esferas Chinas alcanzaron un alto grado de sofisticación, y la evolución tecnológica de estos instrumentos llevaron a la aparición, en 723, del primer reloj mecánico enteramente movido por agua de la historia. 

Sacerdote astrónomo chino, por Utagawa Kuniyoshi 

Las esferas armilares fueron utilizadas por astrónomos árabes, por Hiparco y por Tolomeo. Tuvieron un gran desarrollo en la época final de la Edad Media y en el Renacimiento, hasta llegar al astrónomo danés Tycho Brahe (1576-1601), que montó varias en su laboratorio.

    Tolomeo por Alonso Berruguete            Una esfera armilar de Tycho Brahe

A causa de su complejidad y su utilidad desarrollada por matemáticos y astrónomos se convirtió en un instrumento de "prestigio" que se representaba en los retratos de hombres de de ciencia y de personajes públicos, como el símbolo de sabiduría y conocimiento.

Fresco de San Agustín en la Iglesia de Ognisanti en Florencia

La aparición de la esfera Armilar marcó el inicio de un nuevo camino más cerca de la razón por ello hoy  la entendemos como el esfuerzo de la humanidad por comprender y representar la bóveda celeste más allá de las explicaciones metafísicas hasta entonces disponibles.

Viajando por Portugal es habitual ver esferas armilares como elemento de decoración. De hecho podemos ver una de ellas, dorada, en la propia bandera portuguesa, ya que ha sido un símbolo nacional  desde el reinado de Manuel I de Portugal. Su significado siempre se ha asociado a la vocación marítima portuguesa, que supuso un gran impulso de la navegación y al desarrollo de la astronomía, la cartografía y las matemáticas.

La esfera armilar simboliza la potencia marítima descubridora portuguesa. 


En un reciente viaje a Lisboa, sin un ánimo especial de búsqueda nos han ido saliendo al paso esferas armilares usadas unas veces como elemento simbólico y otras como simple decoración, que hemos procurado captar. 

Palacio Nacional de Sintra 

     Claustro de Los Jerónimos   

Iglesia de San Roque - Lisboa

Imagen del matemático y astrónomo Pedro Nunes [1502-1578] 
con la esfera armilar y el compás en el Padrão dos Descobrimentos de Lisboa


Esfera  armilar en cerámica


                                         

2 comentarios:

  1. ¡Qué interesante! El arte lleva a la ciencia y esta al arte,a la Historia y a la vida. La esfera armilar tiene, además, algo de poesía.
    Algunas de las imágenes -nuevas para mi-, tienen gran belleza, me ha sorprendido la de cerámica.

    ResponderEliminar
  2. Es, en efecto, uno de los motivos iconogáficos del arte manuelino y por eso está tan presente en la vida cotidiana portuguesa.
    Enhorabuena por el artículo.
    Saludos.

    ResponderEliminar